Cuando los cambios son necesarios

ray-hennessy-139966-unsplash
Photo by Ray Hennessy on Unsplash

Uno de los principales problemas que se te presentan en el ámbito laboral cuando dejas de ser un jugador local y pasas a ser un inmigrante por necesidad y no por decisión, es la pérdida de buena parte de tu red de contactos, ya que tu influencia (que aunque no lo parezca tenías) se ve altamente disminuida pues ya no cuentas de manera directa por ejemplo con ese compañero de la universidad con el que te tomabas las cervezas después del examen, con ese antiguo primer jefe que hasta te enseño a sumar en Excel, ni mucho menos con ese antiguo profesor filtro de la universidad que aunque le pasaste con 10/20 estaría dispuesto a meter las manos en el fuego por ti. Claramente todas estas personas que forman parte de tu red no dudarían en dar una buena referencia por ti en cualquier parte del mundo en el que estés, tampoco es mentira que aunque lleve tiempo siempre podemos armar una nueva red de contactos, pero lo que si es importante identificar es cuando ya tu red de influencia no se sienta en la mesa del sitio en el que estás, en la mesa de los del directorio, de los que hablan bien por ti cuando tu no estás. En el momento en el que te percatas de esa sensación de falta de respaldo, que ya no tienes espalda para manejar ni marketing ni vicisitudes, es importante que puedas identificar las siguientes dos opciones: 1) Trabajar el doble de lo que ya lo hacías para volverte a forjar el nombre que tenías antes en una industria que ya conoces; 2) Afinar tu intuición para identificar nuevas oportunidades en nuevos campos e impulsarte a un nuevo camino.

Lo anterior lo planteo porque cuando uno se percata de una disconformidad ligada a una falta de crecimiento, no solo en la relación tiempo/ascenso sino también en  la puesta en práctica de nuevos conocimientos, lo mejor es actuar rápido y buscar una nueva oportunidad para re inventarnos. No juzgo quien tome la primera o la segunda opción, ya que nadie toma una decisión pensando que no está haciendo lo correcto, todo argumento se vuelve valido cuando queremos justificarnos a nosotros mismos. Lo que digo es, y es hacia donde mi crítica va dirigida, que muchas veces cuando identificamos problemas en nuestras vidas personales o profesionales permanecemos en un estado de letargo en la reacción. Es cómo el dragón en la casa del cuento de Jordan Peterson, que sabes que lo tienes en la sala pero decides ignorarlo mientras este comienza a crecer y llega el día que te encuentras sin sala y hasta sin casa.

En mi caso personal puedo decir que estuve dos años en una especia de limbo profesional, era un problema pequeño pero que se traducía en disconformidad, y mientras resolvía los problemas normales de adaptación a un nuevo país este problema en particular se mantenía creciendo y ocupando espacio en la sala de mi casa. Luego de culminar la maestría y desarrollar una visión mucho más amplia de lo que implican las finanzas, me vi preso en un CV que decía 4 años de experiencia en auditoria, el cual era un capítulo que en situaciones normales se debió haber cerrado justo al momento de terminar el postgrado pero que por motivos de supervivencia tenía que seguir bajo esa vieja opción. Sin embargo en este camino de búsqueda tuve una conversación en donde encontré una frase que me hizo ruido y que me ayudaría a perseverar en la búsqueda de un cambio: “si quieres hacer carrera corporativa primero tienes que buscar a alguien que pueda ver potencial en ti para desarrollar experiencia en la parte de finanzas y luego deberás controlar tu ego y rasparte un poco las rodillas. Esta será la manera que que lograrás dar el paso que buscas”. Y así fue.

Mi invitación es a que salgas de tu zona de confort, esa de la que ya conoces cada paso del trayecto, recuerda que no es lo mismo 5 años de experiencias nuevas a 5 años de la misma experiencia, especializarse no es malo pero una vez que domines un arte pasa a la siguiente, los pintores no pasan toda su vida pintando el mismo cuadro. Si estas inconforme busca salir, alza un poco la vista y date cuenta que siempre hay algo más allá de la acera de enfrente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s